sábado, 4 de marzo de 2017

ROTOS POR DENTRO

"A ese sentimiento desconocido cuyo tedio, cuya dulzura me obsesionan, dudo en darle el nombre, el hermoso y grave nombre de tristeza. Es un sentimiento tan total, tan egoísta, que casi me produce vergüenza, cuando la tristeza siempre me ha parecido honrosa. No la conocía, tan sólo el tedio, el pesar, más raramente el remordimiento. Hoy, algo me envuelve como una seda, inquietante y dulce, separándome de los demás". Pocas veces se ha descrito mejor la infelicidad que en este fragmento de Bonjour tristesse (1954), de Françoise Sagan. 
Ahora coinciden en la cartelera Manchester frente al mar y Moonlight, dos bellas propuestas protagonizadas por seres absolutamente angustiados, afligidos, derrotados; dos dramas narrados evitando las lágrimas y ahondando en los silencios... Silencios profundos. Silencios desesperados. Silencios que reflejan que alguien está roto por dentro y que se aferra a la vida casi como expiación, como una condena que debe cumplir... a la espera de que todo termine. Con una puesta en escena en la que víctimas y verdugos, en ocasiones, se confunden, se arrastran y tropiezan; en la que la luz se impone a la oscuridad y la música huye de acentuar la tragedia. Donde la soledad es la única vía para soportar el dolor. Porque, no nos engañemos, tanto Lee como Chiron, los respectivos antihéroes, están completamente solos. Sus mundos se desmoronan y, en pleno naufragio, se dan cuenta de que nadie puede auxiliarles. Las personas que les rodean bastante tienen con pensar en salvarse a sí mismas. Les queda una salida: escapar. Al menos, físicamente...

domingo, 26 de febrero de 2017

AMARLA... LA LAND

Si las previsiones no fallan, en las próximas horas La La Land, de Damien Chazelle, se coronará como la mejor película del año en la octogésima novena edición de los Oscar. Y no sólo eso: con 14 candidaturas, incluso podría superar el récord que comparten Ben-Hur y Titanic (11 estatuillas cada una). Además, ha recaudado más de 300 millones de dolares en todo el mundo, cuando contó con un presupuesto de 30. Por lo tanto, es comprensible que un éxito tan abrumador haya generado una división insalvable entre los admiradores apasionados de este homenaje a la ciudad de Los Ángeles, el jazz y el cine clásico, y quienes lo consideran un tostón poco original y sobrevalorado.

sábado, 31 de diciembre de 2016

2016 EN 100 ETIQUETAS

Ensayos nucleares de Corea del Norte - El Chapo Guzmán capturado - Mas Dimite - Carles Puigdemont - David Bowie - Juicio Caso Nóos - Operación Taula - Dimisión Esperanza Aguirre - Virus del Zika - Terremoto en Taiwan - Crisis humanitaria en Venezuela - Ondas gravitacionales - Obama visita Cuba - Harper Lee - Los papeles de Panamá - Imanol Arias y Ana Duato - Truman, Mad Max y Spotlight - Umberto Eco - Oscar Leonardo DiCaprio - Brexit - David Cameron y Theresa May - Juan Gabriel - Terremoto en Italia - Leonard Cohen - Bebés de laboratorio - Francisco Niebla - Caso Diana Queer - Imre Kertész - Pokemon Go - Gene Wilder - Simon Peres - Paquita Salas y Las Campos - Luis Salom - Atentado en Niza - Bud Spencer Darío Fo - Sorpaso - Michael Cimino - Prince - Batman vs Superman - Gustavo Bueno - Muhammad AliCrimen de Pioz - Garry Marshall - Manolo Tena -  Divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie - Terremoto en Ecuador Líneas rojas, pacto, abstención y veto - Elie Wiesel - Adiós a los televisivos Ignacio Salas, Elena Santonja, Ángel de Andrés López, Miguel de la Cuadra Salcedo, La Veneno, Amparo Valle y Emma Cohen

martes, 13 de diciembre de 2016

PREDICCIONES GOYESCAS 2017


MEJOR PELÍCULA
El hombre de las mil caras
Julieta
Que Dios nos perdone
Tarde para la ira
Un monstruo viene a verme
Otras posibilidades: Kiki, el amor se hace, El olivo y La próxima piel.

MEJOR DIRECTOR
Alberto Rodríguez (El hombre de las mil caras)
Juan Antonio Bayona (Un monstruo viene a verme)
Pedro Almodóvar (Julieta)
Rodrigo Sorogoyen (Que Dios nos perdone)
Otras posibilidades: Iciar Bollaín (El Olivo), Isaki Lacuesta e Isabel Campos (La próxima piel) y Paco León (Kiki, el amor se hace).

lunes, 29 de febrero de 2016

EL GRAN LEO

"Soy el rey del mundo", gritaba su Jack Dawson en la proa del Titanic de James Cameron. Corría el año 1997. Algo similar debió sentir anoche Leonardo DiCaprio cuando Julianne Moore abría el sobre lacrado y pronunciaba su nombre desde el escenario del Dolby Theatre con una sonrisa. Sus colegas de profesión se ponían en pie para aplaudirle. Se estaba haciendo justicia. Tras cinco nominaciones (y otros muchos papeles que se quedaron a las puertas), por fin recibía el Oscar al Mejor Actor. Y lo hacía emocionado.